Enfermería inviste a nueva generación

99 estudiantes de primer año de la carrera vistieron por primera vez su uniforme clínico previo al inicio de su primera práctica clínica en el mes de noviembre.

La Ceremonia contó con la presencia del Decano de la Facultad de Medicina, Clínica Alemana, Universidad del Desarrollo, Dr. Ricardo Ronco, otras autoridades académicas, docentes, familiares y amigos de los 99 alumnos de primer año que vistieron por primera vez su uniforme.

El inicio del emblemático ritual fue marcado por la significativa entrada al Aula Magna de los estudiantes que serían investidos, seguido por las solemnes palabras de la directora de la carrera Sra. Claudia Perez, quien destacó lo emocionante de estudiar enfermería.  “Ojala en cada palabra que hoy expreso pudiera reflejar lo que ustedes también sienten, porque para estudiar una carrera donde el fin es cuidar no solo se necesitan gana, si no corazón y una entrega única por lo que se hace”, dijo.

A su vez, la directora hizo alusión a la importancia de esta ceremonia en el camino profesional de los estudiantes. “Para nosotros esta ceremonia de investidura marca un hito, porque dejan de ser estudiantes de Enfermería y se convierten en enfermeros en formación. Y, como tales, deberán ejercer una de las profesiones más bellas creadas por el hombre”. Tras este discurso, se presentó un diaporama que mostraba el camino de los estudiantes hasta llegar a su proceso de formación actual.

Continuando con las palabras dedicadas a los alumnos investidos se dirigió a los asistentes la docente Laura Carvajal, coordinadora de la asignatura disciplinar Bases del Cuidado de la Enfermería, quien recalcó la importancia de vestir el uniforme y el apoyo docente a lo largo de este camino. “Estamos felices de verlos con su uniforme y no tengo la menor duda que se ganarán el derecho a vestirlo. Para nosotros es un orgullo y un honor acompañarlos en este camino y no duden en acercarse a nosotros siempre que lo necesiten.” Posterior a este discurso, se realizó un intermedio musical a cargo del cuarteto de cuerdas en el que participa la alumna de tercer año de la carrera Belén Carrasco.

En esta oportunidad, el Centro de alumnos de enfermería no quiso estar ausente y la estudiante Catalina Garrido en su representación dedicó algunas palabras, enfatizando sus vivencias como profesionales en formación. “Porque entrar a esta carrera significa trabajar muy duro, significa estudiar hasta muy tarde, significa guardar tus miedos o disgustos por un momento y entregar lo mejor de ti, pero por sobre todo, estudiar Enfermería significa poner a disposición la mente, el cuerpo y el corazón en quienes nos necesitan, esa es nuestra esencia.”

Finalmente se dio paso al momento más solemne de la ceremonia en donde  las docentes de enfermería Marcia Aragay y Laura Carvajal, coordinadoras de los cursos disciplinares del primer año de la carrera, hicieron entrega a cada estudiante de una piocha grabada con la Lámpara de Florence Nightingale, que simboliza la luz que deben portar los estudiantes al cuidar a sus pacientes desde aquí en adelante.

 

Compartir