Director ejecutivo de la International Children’s Heart Foundation realizó charla en el Hospital Padre Hurtado

El Dr. Rodrigo Soto relató a los internos de Pediatría de la UDD su experiencia en medicina humanitaria, refiriéndose al rol que ha tenido en esta fundación, cuyo objetivo es efectuar cirugías cardíacas gratuitas a niños de países en vías de desarrollo.

Con el objetivo de contar su experiencia en medicina humanitaria y cómo ha sido su labor en la International Children’s Heart Foundation (ICHF), el doctor Rodrigo Soto realizó una charla a los internos de Pediatría de la Universidad del Desarrollo en el Hospital Padre Hurtado.

Cardiocirujano pediátrico, el Dr. Soto es hoy director ejecutivo de esta fundación, cuya finalidad es realizar cirugías cardíacas gratuitas a niños carentes de recursos que viven en países en vías de desarrollo, además de suministrar equipos e insumos médicos.

Son 250 voluntarios fijos y 1800 alrededor del mundo quienes, a la fecha, han llevado a cabo más de 7.500 intervenciones en 35 países, y además tienen como uno de sus objetivos realizar formación y educación in situ, pues “la única forma de solucionar problemas de países tercermundistas es construyendo capacidad local”, explica el Dr. Soto.

En este contexto, comunicó a los estudiantes de Medicina que se encuentran realizado su internado de Pediatría cómo se materializa la labor en equipos multinacionales, que nunca han trabajado juntos, y logran llevar a cabo un trabajo tan delicado como una cirugía pediátrica.

Para él, “esa es la belleza de lo que hacen. Lo único importante es hacer las cosas bien, como una orquesta que se reúne para tocar una pieza, cada integrante conoce bien su parte y se juntan como un equipo que no se conoce, coordinándose a la perfección en una operación cardíaca”.

A su vez, entregó información a los interesados sobre los procedimientos para postular como voluntario en la International Children’s Heart Foundation y transmitió a los estudiantes la importancia de entrenar a un médico capaz de hacer cirugía cardiovascular, “pues si se aprende a manejar pacientes tan complejos, serán capaces de manejar cualquier cosa”, enfatizó.

Compartir