Dr. Alex Vaisman, miembro honorario de la Sociedad Norteamericana de Traumatología Deportiva

A mediados de 2009, el Dr. Vaisman hizo un recorrido por los centros más destacados en traumatología deportiva de Estados Unidos. A raíz de esta experiencia, rescató distintos conocimientos y habilidades que ha ido transmitiendo a las nuevas generaciones.

El Dr. Alex Vaisman Burucker, docente de la Facultad de Medicina y traumatólogo de Clínica Alemana y Hospital Padre Hurtado, fue nombrado miembro honorario de la American Orthopaedic Society for Sports Medicine (AOSSM), entidad encargada de promover los estudios de la medicina deportiva, investigación, comunicación y conexión entre los líderes de la especialidad.

Desde 1972, esta sociedad ha reunido a profesionales estadounidenses que se han destacado por su desarrollo científico y académico. Además, cada año se invita a un selecto grupo de especialistas provenientes de Sudamérica, Europa y Asia.

El turno de Sudamérica fue en 2009, donde el Dr. Vaisman fue uno de los tres invitados a participar de un traveling fellowship que le permitió ingresar a la sociedad y conocer los principales centros de traumatología deportiva del país.

Cabe destacar que en Chile sólo existen dos miembros honorarios que mantienen comunicación permanente con la sociedad: asisten al encuentro anual y son invitados a una serie de cursos de extensión. Además, tienen acceso abierto a la publicación oficial American Journal of Sports Medicine.

Fue así como durante el viaje de ingreso conoció distintas realidades. Sin embargo, pese a la cantidad de recursos y a la tecnología de vanguardia, el Dr. Vaisman reconoce que nuestros cirujanos son de gran categoría, incluso más ingeniosos. “Desde el punto de vista técnico o quirúrgico no tenemos nada que envidiarles. Incluso, cuando nos toca operar en el Hospital Padre Hurtado, tenemos que darle lo mejor al paciente con los recursos que tenemos. En cambio, si ellos no tienen el último instrumental o algún insumo no saben cómo salir del paso. Nosotros potenciamos otras cosas como el ingenio y algo de improvisación ante situaciones complejas”, explicó.

Este mismo ingenio y profesionalismo es el que intenta transmitir en los internos interesados por la traumatología deportiva, un área que ha ido adquiriendo mayor importancia durante los últimos años.

Internado de Traumatología

A pesar de que son pocos los alumnos que eligen esta especialidad, el Dr. Vaisman -junto a un equipo multidisciplinario de docentes- incluye los conceptos de prevención de lesiones, rápidos diagnósticos, tratamientos eficaces y reincorporación temprana a la práctica habitual de los deportistas.

El curso teórico de Traumatología comienza en cuarto año de Medicina. Sin embargo, durante el internado tienen la posibilidad de conocer los casos que llegan a urgencia o a pabellón. “En sexto hay un internado optativo, ahí vemos muchos temas interesantes. Además, en séptimo hay una pasada obligatoria de tres semanas donde recorremos distintos departamentos del Hospital Padre Hurtado”, precisó.

Es en esta instancia donde el docente integra la mayor cantidad de conocimientos a sus alumnos, los mismos que recomienda a sus pacientes. “La traumatología deportiva en Estados Unidos pretende una rehabilitación muy acelerada en los pacientes porque la idea es retornarlos a su deporte rápidamente. Mientras más tiempo pase, más difícil es el retorno y mayor probabilidad de re lesionarse. Esa misma mentalidad es la que tenemos que tener en Chile”, comentó.

“En Chile estamos acostumbrados a tener a los pacientes hospitalizados, pero de a poco hemos ido logrando que se recuperen de forma más precoz, que se muevan antes y eso me tiene bastante satisfecho”, agregó.

De esta forma, el Dr. Vaisman cree que estos avances pueden ayudar a las nuevas generaciones de profesionales dedicados a la traumatología deportiva. Para ello, divide la enseñanza en tres partes: Reforzar que en Chile se están haciendo bien las cosas y que el desarrollo en el sector privado es completamente comparable con lo que vio en Estados Unidos. Segundo, recomienda salir al extranjero para ver el área desde otra perspectiva. Y, por último, tener presente que el deportista tiene que ser visto y diagnosticado de una manera más precisa y agresiva. “Después del diagnóstico hay que ser muy agresivo en cuanto a la rehabilitación pensando en que ese deportista tiene que volver lo antes posible a la cancha, o a su disciplina deportiva. Mientras más tiempo pase, más difícil será volver a su nivel previo o incluso superior a este”, añadió.

Mientras la traumatología deportiva está creciendo en Chile, el especialista hace dos recomendaciones: a sus alumnos les aconseja estudiar mucho para mantenerse vigente y a sus pacientes los invita a moverse más y a realizar una pauta de ejercicios que permita la rehabilitación desde el primer día.  

Compartir