Alumna de Tecnología Médica participó en Congreso Mundial de Medicina Nuclear en Sudáfrica

Constanza Ballocchi, alumna de tercer año, comparte su experiencia con sus compañeros de la Facultad de Medicina.

Permítanme compartir con ustedes mi experiencia como alumna de tercer año de la carrera de Tecnología Médica de la Universidad del Desarrollo al participar en el 10º Congreso Mundial de Medicina Nuclear realizado en Ciudad del Cabo, Sud-África, entre los días 18 y23 de septiembre de 2010.

Esta fantástica lección sólo fue posible gracias al gran apoyo de las autoridades de la Escuela de Tecnología Médica, como a mis profesores que permitieron ausentarme por algunos días de mis actividades curriculares cotidianas y, a su vez, darme las facilidades respectivas para recuperar mis ausencias. Desde el primer momento en que les propuse este proyecto sentí su apoyo y reconocimiento que ello sería de gran valor para mi formación profesional.

Estimo que el participar en un evento científico de categoría mundial, justamente  de la especialidad en la cual pienso especializarme, me ha abierto las fronteras al conocimiento de las principales aplicaciones médicas de los radiofármacos tanto en el diagnóstico como en las terapias con fuentes radiactivas. Al congreso asistieron más de mil especialistas de todos los continentes teniendo la oportunidad de conversar con muchos de ellos ya sea en las sesiones científicas, actividades sociales o simplemente disfrutando un café en alguno de los stand de las compañías fabricantes de los equipos médicos más modernos actualmente en uso.

La Federación Mundial de Medicina Nuclear fue fundada en Ciudad de México en 1974 y realiza este congreso cada cuatro años en diversos continentes. En el año 2002, Chile tuvo la oportunidad de organizar el 8º congreso en Santiago bajo la presidencia del Dr. Horacio Amaral, profesor de la Facultad de Medicina de la UDD. Una vez más, la participación chilena fue por mucho la más destacada de Latinoamérica con diez participantes provenientes de Clínica Alemana y docentes UDD, Fundación Arturo López Pérez y Pontificia Universidad Católica.

Desde el punto de vista científico las presentaciones y discusiones más interesantes tuvieron relación con las nuevas modalidades de imágenes oncológicas como la tomografía por emisión de positrones fusionada con tomografía axial computada (PET/CT), el desarrollo de nuevas moléculas marcadas con emisores de positrones producidos en ciclotrones de uso médico y nuevas formas de terapia con fuentes radiactivas abiertas. Todo ello resultó de gran interés para mí dándome cuenta de las grandes expectativas futuras de las imágenes médicas y de modo muy en especial de la medicina nuclear en mi campo laboral como Tecnólogo Médico en cierne en esta especialidad. 

Adicionalmente, tuve la gran ocasión de establecer contacto con destacados profesores, futuros colegas y conocer la realidad y condiciones laborales de centros tan diversos en lo cultural, recursos y modalidades de trabajo.

Y como no todo es ciencia, también pudimos conocer las maravillas naturales, cultura y riquísima flora y fauna del continente africano. En particular, Ciudad del Cabo y sus alrededores son de una belleza escénica para mi insospechada.

En resumen, creo que la experiencia vivida en este viaje será inolvidable y tremendamente enriquecedora tanto para mi desarrollo personal como profesional. Si bien tuve que perder algunas clases, presentaciones o pruebas estoy segura que vale la pena el sacrificio de un esfuerzo extra para recuperar las materias temporalmente omitidas.

Muchas gracias a mis profesores por su comprensión y colaboración para que esta lección de vida se haya podido materializar exitosamente y también a mis compañeros que sin duda me ayudaran a recuperar las materias pasadas en mi ausencia.

Compartir