Lanzamiento del Centro de Estudios de Bioequivalencia (CEBE)

Autoridades de la Facultad de Medicina y del Instituto de Salud Pública presentaron esta entidad que certifica la calidad de los medicamentos.

La Universidad del Desarrollo presentó oficialmente su Centro de Estudios de Bioequivalencia (CEBE), transformándose así en el tercer laboratorio autorizado por el Instituto de Salud Pública (ISP) para realizar estudios de bioequivalencia en Chile.

Según explicó el Dr. Pablo Vial, decano de la Facultad de Medicina CAS-UDD, hace dos años que la Facultad trabaja en el proyecto del CEBE en conjunto con la Corporación Chileno Alemana de Beneficencia, Clínica Alemana y el Hospital Padre Hurtado, que concluyó este año, al recibir la autorización para realizar bioequivalencias hasta 2014.

“Nosotros ofrecemos excelencia técnica que permite garantizar la confiabilidad de los datos, eficiencia en los tiempos de respuesta a las solicitudes y confidencialidad absoluta de los resultados obtenidos”, explicó la Dra. Paulette Conget, gerente del centro.

En el país sólo hay 23 medicamentos que han cumplido con el protocolo de bioequivalencia que pide el Instituto de Salud Pública (ISP). Ahora, éste es una prioridad en la agenda de las autoridades del sector para garantizar el acceso de los chilenos a medicinas seguras y eficaces. La meta es que de aquí a 10 años, todos los genéricos sean bioequivalentes.

En esta línea, el ISP publicó un listado de 513 medicamentos que requieren estudios de bioequivalencia, y dio plazo hasta enero de 2012 para cumplir con el requisito. Esta cifra representa apenas sólo el 10 % de los medicamentos que actualmente está a la venta en farmacias.

¿Qué hace el Centro de Bioequivalencia de la Facultad de Medicina CAS-UDD?

  • Realiza estudios de Bioequivalencia en vivo bajo las más estrictas normas nacionales e internacionales tanto respecto de las de investigación clínica como también de las prácticas de laboratorio.
  • Establece con las empresas farmacéuticas (clientes) una relación comercial basada en el manejo confidencial de la información y libre de conflictos de interés.
  • Trabaja en conjunto con el Instituto de Salud Pública (ISP), actual entidad regulatoria chilena, para el aseguramiento de la calidad de los productos farmacéuticos que se usan en Chile.

Compartir