Estudiantes comprometidos con los trabajos de invierno

Los habitantes de Ñiquén, en la región del Bío Bío, agradecieron la ayuda de los más de 70 alumnos y docentes de la Facultad de Medicina Clínica Alemana Universidad del Desarrollo que los acompañaron por una semana.

Pese a la lluvia, el viento y las bajas temperaturas, los estudiantes de las siete carreras de la salud se reunieron con las familias de Ñiquén para construir nuevas mediaguas con la finalidad de combatir mejor este invierno.

Esta actividad, organizada por la Dirección de Asuntos Estudiantiles (DAE), también contó con la participación de directores, coordinadores y docentes que acompañaron y guiaron a los alumnos durante las intervenciones de salud, una de las misiones importantes de esta visita.

En el caso de Tecnología Médica, se ofreció atención oftalmológica y exámenes de colesterol, glucosa y triglicéridos. “Atendimos alrededor de 100 personas que se mostraron muy agradecidos y sorprendidos con la entrega gratuita de lentes. Muchos de ellos llevaban esperando una atención oftalmológica por más de un año, así que nos sentimos orgullosos de colaborar”, explicó la coordinadora de carrera, Catherine Castro.

Esta intervención, coordinada con el Centro de Salud Familiar de San Gregorio, también contó con la atención médica en neurología y medicina interna, atención kinésica y evaluaciones de talla, peso y presión arterial.

Según Lawrence Walbaum, integrante del Centro de Estudiantes de Medicina, esta experiencia le traerá lindos recuerdos de lo que hizo, de las amistades que generó y del trabajo en equipo que lograron. “No tenía muy claro qué haría, pensaba ¿qué puedo ir a hacer yo, un estudiante de medicina común y corriente? Pero la verdad es que no hay que ser un especialista con 20 años de experiencia para darme cuenta que no importa cuánto sepa. Tan sólo era a entregar parte de tu tiempo, ya es algo favorable para la comunidad que te recibe, para los pacientes que ves y para ti… por darte un tiempo para hacer crecer una parte de ti que no crece con libros ni pabellones”, manifestó.

Escuchar a la comunidad

Escuchar sus problemas, entenderlos y darles una sonrisa muchas veces fue suficiente para que los habitantes sintieran el apoyo de los estudiantes que convivieron con ellos durante los días que duró la “Operación Ñiquén”.

Según la Dra. Cristina Biehl, directora de Medicina, para los alumnos también es importante que sus profesores los acompañen en esta tarea y trabajen a la par con ellos. “No generamos un impacto en la salud, sin embargo, la gente igual lo agradece. Para ellos también es importante que los escuchemos, que les demos más tiempo y que les expliquemos mejor sobre las enfermedades que tienen”, dijo.

Mientras atendía pacientes, junto a la coordinadora académica de la carrera, Dra. Olivia Trucco; el docente de Anatomía, Dr. José Luis Riquelme y la directora de Enfermería, Claudia Pérez, los alumnos terminaban las construcciones de viviendas, hacían exámenes y visitaban a aquellos que no tenían los medios para llegar al lugar.

“Los estudiantes estaban muy contentos de ayudar con las casas pese a la lluvia y el frío. Se sentían felices de atender pacientes pese a la adversidad. Sin duda, esta experiencia la recordarán por siempre”, agregó la Dra. Biehl.

Compartir