Firma de convenio del Programa “Vive Sano” en Maipú

El plan fue creado en el año 2007 por la carrera de Nutrición y Dietética y Fundación Banmédica.

El pasado miércoles 6 de julio se realizó la firma de convenio del exitoso Programa “Vive Sano” con el objetivo de reducir el sobrepeso en los estudiantes del Centro Técnico Profesional y en los liceos Santiago Bueras y Avaria de la comuna de Maipú.

El proyecto -que ya ha beneficiado a cerca de 2.500 niños- cuenta con una serie de actividades que incentivan a elegir colaciones saludables y a hacer deporte. Además, se incorporarán a las familias para mejorar los estilos de vida al interior del colegio y en sus hogares.

Según Rinat Ratner, directora de la carrera, el compromiso de los padres y profesores es fundamental para el progreso del programa. “Si los padres, los niños y los profesores se ponen la camiseta, y deciden tener una vida sana, vamos a tener éxito”, explicó. Por otra parte, hizo un llamado de alerta, afirmando que los estudios indican que en Maipú “casi el 50% de los niños están con exceso de peso, por lo que ésta es la oportunidad de resolverlo”.

Historia

El proyecto nació en el año 2007 gracias a la unión de la Fundación Banmédica y la carrera de Nutrición y Dietética de la Facultad de Medicina Clínica Alemana Universidad del Desarrollo.

Se inició en tres colegios municipales de Estación Central y se extendió, en los años sucesivos, en establecimientos de las comunas de Santiago y Peñalolén.

Actualmente, el comienzo del programa considera la contratación de nutricionistas y profesores de educación física que realizan una medición de peso, talla y circunferencia de los niños para determinar si existen índices de sobrepeso.

Luego, se suman las consejerías personalizadas y talleres prácticos junto a los padres, quienes aprenden distintas técnicas para una vida más sana. A ésto, se suma la actividad física durante los recreos donde, a través de distintos juegos, se puede mejorar el estado físico de los menores con obesidad y sobrepeso.

“Los niños van ganando stickers cuando hacen ejercicio, cuando participan de un taller o cuando compran algo saludable en el quiosco”, agregó Rinat.

Compartir