Alumnas de Nutrición realizan charlas en colegios

El Programa “Come sano, vive activo” entrega consejos útiles a escolares para una alimentación saludable.

Enseñar a nuestros hijos hábitos de una alimentación saludable, combinada con actividad física es de vital importancia en la etapa escolar. El consumo balanceado de alimentos que aportan nutrientes esenciales al organismo incluso puede prolongar la vida en 10 a 15 años. Sin embargo, los patrones alimentarios de la población infantil reflejan un importante aumento en alimentos que aportan calorías vacías es el caso golosinas, galletas, dulces, bebidas azucaradas y comidas rápidas.

Para poder generar este régimen saludable en los niños hay que recurrir a un lenguaje simple y  con ejemplos amigables. Es por esto que Clínica Alemana lanzó la campaña “Come Sano, Vive Activo”, enfocada a motivar y educar respecto de la importancia de la alimentación saludable y el ejercicio físico para prevenir el sobrepeso y la obesidad.

Este programa, dirigido a niños de 5° y 6° básico, consta de dos charlas. La primera a cargo de una Kinesióloga CAS, quien a través de imágenes de destacados deportistas chilenos, les explica a los pequeños la importancia del ejercicio y de los juegos activos.

La segunda charla está desarrollada por estudiantes de la carrera de Nutrición y Dietética de la de Facultad de Medicina Clínica Alemana Universidad del Desarrollo, quienes les explican a los niños la importancia del desayuno y la colación saludable, por qué comer frutas y verduras cinco veces al día y qué significan sus colores, entre otros temas.

“La experiencia ha sido sorprendente, porque uno cree que en sexto básico los niños no van a tomar en serio, pero me llamaron de un colegio para dar una segunda charla porque habían quedado con preguntas”, comenta María Fernanda Acuña, coordinadora y estudiante de la escuela de Nutrición.

Estas charlas de alimentación saludable duran 45 minutos, con presentación y material de apoyo. La coordinadora nos cuenta que “Es súper rica la experiencia y sirve mucho, porque se tiene feedback. Los niños hacen preguntas que son mitos y a veces uno no sabe. Entonces, después eso me sirve como ejemplo y puedo decirles a mis pacientes que eso no  se debe hacer.”

Luego de la presentación de las nutricionistas y la kinesióloga, se invita a los niños a compartir un snack  saludable, como yogurt y fruta, y se les entrega un afiche con una sugerencia de colación para cada día de la semana. Esta información es autoadhesiva para que la puedan pegar en la casa y compartir con su familia.

Compartir