La experiencia como voluntaria

Alumna de Medicina trabaja para entregar una salud digna a las persona en situación de calle.

La Unidad Móvil es un proyecto  que  nace con la  ayuda del programa Acogida del Hogar de Cristo  el año 2006, con el objetivo  de intentar entregar una salud digna a las personas en situación de calle quienes son en la práctica, muchas veces, marginados del sistema de salud pública.  Desde ese entonces, estudiantes de medicina de distintas facultades de Santiago se han organizado para entregar asistencia periódica  tanto en el Albergue del Hogar de Cristo, como en la misma calle.

Este año, el proyecto  ha sido reformulado y cuenta con más de 160 voluntarios  y  un equipo de 10 médicos.

Estudiantes comprometidos

María Elena Mc Nab Castro, estudiante de Medicina de 4to año, junto a otros alumnos de la Facultad de Medicina: Borislava Mandakovic, coordinadora nacional del proyecto; Francisco  Idalsoaga, encargado de relaciones públicas;  y Fernando Araos, encargado de gestión  en atención médica, egresado;  se han puesto como meta, hacer crecer a la Unidad Móvil para dar a conocer  la situación en salud de estas personas y generar conciencia tanto en la sociedad como en el personal de salud, para que no seguir siendo  ciegos ante la realidad de la calle.

La alumna es la encargada de los voluntarios dell proyecto en la Facultad de Medicina CAS-UDD. Trabaja en la Unidad Móvil desde el año 2007 y nos cuenta cómo ha sido su participación:

¿Cómo es la experiencia de ser voluntario, cuál es la dinámica que siguen? 

Nosotros vamos todos los miércoles, pero como estamos divididos en 4 grupos, nos toca salir  una noche al mes a cada  uno aproximadamente.  Sin embargo, hay grupos, que llegan a tal nivel de compromiso que deciden hacer salidas de atención extras. Con organización todo se puede.

¿Crees que la Facultad de Medicina forma profesionales con un perfil más ligado al servicio público?

La facultad siempre se ha mostrado cercana a sus alumnos, la política de puertas abiertas,  nos ha permitido poder desarrollar  muchas  ideas, especialmente  en todo lo relacionado al servicio público. Nos dan las herramientas y el apoyo para poder  concretar nuestros proyectos. El hecho de que crean en uno, es  muy importante.

¿Después de una larga noche de asistencia, con qué sensación te quedas al llegar a tu casa?

Con una gran admiración e impresión,  tanto  por el capital humano de los voluntarios que tenemos, como por  las experiencias de vida de nuestros propios pacientes; enseñanzas  y experiencias que no se consiguen en ninguna sala de clase.

¿Alguna anécdota o hecho que te haya marcado en este tiempo?  

La gente por lo general tiene la idea errada de que las personas en situación de calle, siempre vivieron en extrema pobreza. Sin embargo,  te encuentras con la sorpresa de que hay muchos profesionales,  que de tener una familia, una casa, un trabajo, terminaron en la calle  por diversas razones. Desde contadores, hasta un boxeador medallista panamericano, me ha tocado conocer. Entonces, ¿quién nos asegura de que nunca terminaremos en la calle?

Para conocer más el proyecto visita: www.unidadmovil.org

Compartir