10 de octubre: Día Mundial de la Salud Mental

Este año se centra en la depresión, que afecta a 350 millones de personas en el mundo.

Cada año el 10 de octubre tiene lugar el Día Mundial de la Salud Mental, que este año está dedicado a la depresión. Según estudios de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la World Federation for Mental Health, (WFMH) el trastorno afecta a millones de personas de las más diversas edades y niveles socioeconómicos del planeta.

El objetivo central de dichas instituciones es difundir el concepto de que la recuperación es posible, ya que es una enfermedad tratable. Y esta afirmación es válida tanto en países desarrollados como en los de ingresos medios y bajos, pero que requieren de información concreta para instituir campañas a nivel nacional.

La WFMH, hace énfasis en que la situación económica ha generado más desempleo y mayor inseguridad. A menores o inexistentes formas de realización individual, familiar, grupal y social, la depresión se incrementa.

El Día Mundial de la Salud Mental, apunta a estimular a los gobiernos y a la población para que enfrente la depresión como una enfermedad, la cual está ampliamente diseminada y afecta a los individuos, sus familias y pares.

En este sentido, la OMS pretende que la gente observe los síntomas de un trastorno depresivo pues estima que actualmente hay, por lo menos, 350 millones de personas afectadas a nivel mundial y que en el año 2030 puede convertirse en la primera enfermedad mental que afectará a la población.

La OMS, argumenta que en la Encuesta Mundial de Salud Mental llevada a cabo en 17 países, durante el año 2012, se encontró que en promedio 1 de cada 20 personas reportó haber tenido un episodio depresivo. Los trastornos depresivos comienzan con frecuencia a una temprana edad; reducen el funcionamiento de los sujetos y frecuentemente son periódicos. Por estas razones, insiste la OMS, la depresión se encuentra cerca de los primeros lugares de la lista de enfermedades que incapacitan a las personas para realizar diversas actividades.

La depresión se presenta con una notable pérdida de ánimo, interés, placer, energía, con sentimientos de culpa y baja autoestima, alteraciones de sueño, apetito y baja o reducida concentración. Estos síntomas pueden volverse crónicos o recurrentes. No olvidemos que en casos severos, se llega al suicidio. En la encuesta que se realizó, también observaron que se pierden casi un millón de vidas al año por suicidio, lo cual se traduce en aproximadamente 3000 suicidios por día. Por cada suicida, existen 20 o más sujetos que intentan terminar con su vida.

(Fuente: Diario “El Universal” de México)

Compartir