Educar es la clave para masificar el uso de la bicicleta

Es una de las conclusiones del Foro: Elogio a la Bicicleta realizado en la Facultad de Medicina.

Con la participación de representantes de los ministerios de Transportes y Salud, autoridades de la Universidad del Desarrollo y miembros de organizaciones sociales ligadas a la “cleta” se desarrolló este miércoles 24 de octubre el primer foro Elogio a la Bicicleta.

El tema central de discusión fue el  uso de la bicicleta como medio de transporte urbano. Y dentro de éste,  qué se está haciendo para fomentarlo, cuáles son los problemas actuales que enfrentan los ciclistas, cómo hacer de Santiago una ciudad más amigable para andar en dos ruedas y los beneficios de usar este medio de transporte desde el punto de vista de la salud, económico, social y medioambiental.

El decano de la Facultad de Arquitectura UDD, Pablo Allard, aseguró que la masificación del uso de la “bici” en Santiago pasa, primero, por pensar en políticas orientadas a desarrollar la movilidad en general y no sólo el transporte, pues el primer concepto incluye a peatones, automovilistas y ciclistas, todos con igualdad de derechos y deberes en las calles.

“Hoy el auto ocupa más espacio público que las personas” y eso ya es un contrasentido, enfatizó Allard, puesto que vamos convirtiendo una ciudad en una ruta expedita y no en un espacio vivible. Y agregó que para los ciclistas –como él- lo central pasa porque las ciclovías sean más que una línea pintada y se conviertan en un espacio real para moverse por la ciudad en forma segura. Agregó que educar a las personas en como ser un ciclista responsable y cómo ser un automovilista respetuoso implicará un avance sustancial en esta materia.

El representante del Movimiento Furiosos Ciclistas, César Garrido, coincidió en que las políticas de desarrollo urbano deben considerar a las bicicletas como parte del sistema de transporte capitalino y dijo que más que crear nueva infraestructura, “debemos aprender a usar la que ya existe y compartirla”.

En su intervención, el profesor de la Facultad de Medicina doctor Juan Pablo Beca, reseñó su vida ligada a su “chancha”, desde la básica pesada y sin cambios, pero fiel hasta en el camino más lleno de hoyos y ripio, hasta su actual rutera. Y como dato relevante explicó que muchos de sus proyectos laborales y profesionales se le han ocurrido arriba de su “cleta”.

Aspectos como que su uso facilita el contacto entre las personas y con el entorno, permite libertad de movimiento, se puede calcular con certeza el tiempo que toma desplazarse de un punto a otro de la ciudad, mejora la calidad de vida porque disminuye el estrés y aporta al buen estado físico también fueron abordados.

El encuentro fue organizado por los centros de Humanidades y de Bioética de la Facultad de Medicina, con el aporte de la carrera de Cine UDD y la Facultad de Arquitectura.

Compartir