Práctica de verano en Chiloé: una experiencia enriquecedora

Por tercer año consecutivo alumnos de la Facultad de Medicina CAS-UDD realizan estos trabajos en la Isla Grande, ubicada en la Región de Los Lagos.

Dieciocho estudiantes de 3ro y 4to año de distintas carreras de la Facultad de Medicina CAS-UDD viajaron a la isla grande de Chiloé, para brindar apoyo en atenciones de salud a pacientes de la zona. Se trata de las Prácticas de Verano de las Carreras de la Salud que se realizan por tercer año consecutivo en los Centro de Salud Familiar de Quemchi, Puqueldón, Quellón y el Hospital Comunitario de Queilen.

Durante 10 días los alumnos se sumaron al quehacer diario de los equipos de salud locales, realizando actividades asistenciales y comunitarias tales como atención en box a lo largo del ciclo vital, operativos en el buque de la Armada Cirujano Videla, rondas médicas, charlas educativas a la población, visitas a hogares de ancianos y jardines infantiles y apoyo en labores administrativas. Es importante destacar que todas las localidades donde colaboraron los alumnos se ubican entre 1,5 y 2 horas de distancia -vía terrestre- de la ciudad de Castro y presentan una distribución de la población predominantemente rural.

Pudimos hacernos parte de una noble labor, acudiendo a ayudar a una población con muchas necesidades en salud y poco acceso a ella, viviendo además, una experiencia enriquecedora”, comentó Heidi Franz, estudiante de 4to año de Medicina. Mientras que Munir Gauro, estudiante de 4to año de Odontología afirmó que “la actividad es 100% recomendable, debería ser obligatoria. Todo lo que se aprende es significativamente impresionante, supera enormemente las expectativas y es sumamente gratificante”.

Como cierre de la práctica se realizó una Jornada a cargo del Servicio de Salud de Castro, entre estudiantes, tutores de las distintas comunas y un profesor enviado de la Facultad, la enfermera Macarena Chepo, quien comentó que “todos los alumnos al final de la experiencia destacaron el significativo aprendizaje obtenido en cuento a trabajo interdisciplinario, intercambio cultural y conocimiento de una realidad tan distinta a la propia”.

Esta experiencia me ayudo a entender cómo funciona un centro de salud, como se organiza y las actividades que llevan a cabo, las dificultades de llegar a atender zonas que son muy alejadas y facilitar la atención a las personas”, describió Constanza Calatroni, estudiante de 4to año de Nutrición y Dietética.

Las Prácticas de Verano en Chiloé son parte de las actividades de integración con la comunidad que caracterizan la formación en la Facultad de Medicina CAS-UDD.

Compartir