Delegación de la Facultad de Medicina asiste a destacado curso internacional de Bioética

El doctor Juan Pablo Beca y dos estudiantes de la carrera de Medicina participaron en la actividad que se realizó en la ciudad de Scilla, Italia.

Entre el 12 y el 19 de abril, una delegación de la Facultad de Medicina Clínica Alemana Universidad del Desarrollo asistió al XVIII International Intensive Course in Bioethics, dictado en la ciudad de Scilla, Italia.

Se trata de una actividad que se realiza desde hace 19 años, financiado por un grant de la Comunidad Europea, y que se ha ido ampliando para incluir a más instituciones de educación de Europa, Estados Unidos y América Latina.

Esta versión 2015 contó con la asistencia de 22 alumnos y 15 profesores, y tuvo como objetivo impartir formación en Bioética a un grupo internacional y seleccionado de estudiantes de Medicina, generando una “learning community” como innovación metodológica.

La delegación UDD estuvo compuesta por el doctor Juan Pablo Beca, del Centro de Bioética, y las alumnas María Trinidad Fernández y Bernardita König, de la carrera de Medicina, quienes compartieron con alumnos y docentes de Italia, Francia, Holanda, República Checa, Serbia, Estados Unidos y Brasil, acompañados de dos representantes chilenos de la Universidad de la Frontera.

Durante su estadía participaron en distintas actividades, cuyos temas centrales fueron la ética profesional y en la investigación, la fragilidad del individuo al principio y final de la vida, las prioridades en el cuidado de salud y la asignación de recursos, entre otros.

Según cuenta el doctor Juan Pablo Beca, “tanto alumnos como docentes manifestaron su satisfacción con la metodología, pues permitió una experiencia vivida en la Bioética y en un ambiente de multiculturalidad, donde pudieron descubrir lo esencial del aspecto humano de la medicina para cumplir un rol profesional global, que incluya lo técnico, lo científico y lo ético”.

En este contexto, agrega que “una metodología más participativa, libre, centrada en el aprendizaje, el interés y la sensibilidad de cada alumno es un recurso pedagógico con amplias ventajas para el logro del desarrollo de actitudes y virtudes en alumnos y profesores”, abriendo la puerta a introducir este sistema de “comunidad de aprendizaje” en las actividades del Centro de Bioética.

Para María Trinidad Fernández, alumna de 6to año de Medicina, el curso fue una experiencia gratificante. “Estar con diferentes personas, provenientes de distintos países y culturas enriquece muchísimo la conversación, dando espacio a nuevos cuestionamientos y puntos de vista que profundizan la discusión exponencialmente”, cuenta.

A su vez, agradece la oportunidad a la Universidad y al doctor Juan Pablo Beca, y destaca que el apoyo que se le entrega a este tipo de cursos, pues muestra que se preocupan por los temas controversiales y actuales, y que entienden lo fundamental que es crecer en la discusión y deliberación, reconociendo la importancia de cuestionarse las cosas que pasan en el mundo”.

Bernardita König, estudiante de 4to año de Medicina que asistió al curso,  cuenta que “el viaje que realicé fue la mezcla perfecta entre teoría y experiencia. Las charlas expositivas, las discusiones, la opiniones y nuestras vivencias permiten mezclar lo aprendido con lo vivido”.

A esto, agrega que “mi principal meta a futuro es compartir lo recogido con mi entorno, mis compañeros, mi familia, para que también aprendan, reflexionen y se empapen de ganas de desarrollar más la bioética en sus vidas y profesiones”.

 

 

 

Compartir