Estudiante de Medicina participa en escuela de invierno en Brasil

La Universidad de Sao Paulo impartió cinco programas del área de la Salud para 54 alumnos de Medicina, de pre y postgrado, provenientes de 18 países. Entre ellos, hubo solo un chileno: Jaime Cancino.

Jaime Cancino es alumno de quinto año de Medicina de la Universidad del Desarrollo y, entre el 13 y 24 de julio, participó en el “Programa de control y prevención del cáncer, y cargas de enfermedades”: uno de los cinco cursos gratuitos que dictó la Universidad de Sao Paulo (USP) como parte de su primer ‘FMUSP Winter School’.

Gracias a un convenio de la UDD con la USP, Jaime postuló al curso y pudo alojar en las residencias del hospital, desayunar y tener un descuento en los almuerzos al interior del campus. Además, el aporte financiero de la Dirección de Relaciones Internacionales de la UDD le permitió costear los pasajes a Brasil, por lo que solo debió llevar dinero para disfrutar sus ratos libres.

“La parte más valiosa del curso es la diversidad. Tener la oportunidad de contactarte con otros estudiantes, compararte, desarrollar lazos, conocer su estilo de aprendizaje, perfiles y opiniones sobre el servicio de salud de sus países; aspectos que determinan su forma de pensar y de ver la Medicina”, señaló Cancino, quien dijo sentirse afortunado por tener de roommate a un interno de intercambio, ya que también pudo conocer sobre el trabajo, exigencia y roles de los alumnos.

En relación al curso propiamente tal, Jaime asistió a clases expositivas que se prolongaron entre las 8:30 y 13:00 horas, asistió al Instituto del Cáncer del Estado de Sao Paulo para tener una aproximación al tratamiento de la enfermedad en el país y debió rendir dos evaluaciones: una prueba parcial con aspectos epidemiológicos al finalizar la primera semana, y un examen sobre control y prevención de la enfermedad al finalizar el programa.

De forma paralela, presentó un proyecto grupal para mejorar los sistemas de screening del cáncer colorectal en Brasil, que lo llevó a compartir con alumnos de países tan distintos como Inglaterra, Holanda, Italia, Bolivia, México, Perú, Ucrania, Estados Unidos, Sudáfrica, Uganda y Singapur.

Al preguntar si recomendaría la experiencia, Jaime señaló que “es una oportunidad única. Nosotros, dentro de la carrera, tenemos pocas oportunidades de intercambio. Y una oportunidad de intercambio te da otra visión de las cosas. Entras a un mundo más globalizado, conoces opiniones de todo el mundo, de personas con grandes diferencias culturales; y eso es lo que uno se lleva, más que el aprendizaje del curso en sí”.

Compartir