Esteban Ortiz: Kinesiólogo, Docente, y en vías de un doctorado

Esteban Ortiz es kinesiólogo y lleva casi 3 años viviendo en la Región en Osorno junto a su esposa: hace clases en la universidad de Los Lagos, instaló un Centro Kinésico junto a un colega, es parte de un equipo de cuidados paliativos en pacientes oncológicos a domicilio y se encuentra realizando un doctorado en la Universidad de Texas Tech (Estados Unidos).

Recién saliendo del colegio Alemán, Esteban Ortíz (28), tomó la decisión de estudiar Kinesiología en la Universidad del Desarrollo en el año 2007, un poco nervioso -según cuenta-, ya que era la primera generación de dicha carrera.

Mi vida después de la UDDSu internado lo realizó en el Hospital Padre Hurtado en Neurología y en la Clínica Alemana de Santiago (área músculo esquelético), mientras que la tesis la hizo en el área respiratoria en la UCI en dicho recinto. “En ese entonces mis profesores guías me motivaron a que me presentara a un congreso de Medicina Intensiva que se estaba efectuando, les hice caso, me preparé y gané el tercer lugar. Eso me abrió muchas puertas como Kinesiólogo y tuve la posibilidad de trabajar en la Clínica Alemana en la parte musculo esquelético, donde además me dediqué a realizar turnos los fines de semana en la parte respiratoria”, comenta Esteban Ortiz.

Sin embargo, con el pasar del tiempo se fue dando cuenta que quería realizar un cambio en su vida, “salir de los turnos” y de Santiago por lo que, junto a su esposa Daniela Muñoz, tomaron la decisión de irse a vivir a Osorno (Región de Los Lagos), donde están radicados hace casi tres años.

Le ofrecieron realizar clases en la Universidad de Los Lagos en las tardes, instancia que no dejó pasar, y comenzó como profesor de Anatomía en Nutrición durante un semestre. “Estaba muy contento por la oportunidad laboral, pero no era mi rubro. Se dio la instancia que conversara con la Directora de carrera de Kinesiología, quien me ofreció un curso que se impartía a estudiantes de tercer año en el cual tenía que hacerme cargo de la práctica clínica del Hospital de Purranque”, explica el kinesiólogo.

Mi vida después de la UDD 2Pero a Esteban Ortiz aún le faltaba realizar un anhelado sueño que tenía desde que terminó su carrera: independizarse e instalar un Centro Kinésico en Osorno para poder atender a sus pacientes de manera personalizada. “Me reuní  con uno de mis colegas más cercanos en ese entonces -Leandro Apablaza- y él me ofreció que compartiéramos una consulta, donde instalamos un mini gimnasio en el Centro Médico Osorno Salud”, cuenta.

A Esteban Ortiz no le han faltado las oportunidades en lo laboral. Realizando las clases por la tarde en el Hospital y atendiendo pacientes en su propia consulta, se puso en contacto con el Geriatra Ubiratan De Sousa, quien lo invitó a trabajar en un equipo de cuidados paliativos en pacientes oncológicos a domicilio. “Trabajamos principalmente con adultos mayores. Somos un grupo de especialistas que vamos a visitar a los pacientes a sus casas. Lo bueno es que lo puedo compensar con mis otros trabajos, ya que una de las tantas magias del sur es que los tramos son cortos”.

Lo que Esteban nunca perdió fueron los estrechos lazos que mantenía con sus profesores de la carrera de Kinesiología. El año pasado, en una instancia de conversación el docente Vicente Mauri, éste lo motivó para que realizara un doctorado en Estados Unidos llamado Physical Therapy Doctor Of Science (ScD) en la Universidad de Texas Tech.

“La idea me gustó bastante, así que se lo plantee a mi familia, y encontré que era el momento justo para poder realizarlo. Aunque debo asumir que la carga es bastante, todo esfuerzo tiene su recompensa a futuro y espero terminar el 2020”, finaliza entre risas el egresado.

Compartir