Investigadores UDD estudian sífilis en población privada de libertad

El Centro de Epidemiología y Políticas de Salud aplicó a 400 internos del Centro Penitenciario de Acha un test rápido de diagnóstico que permite evaluar si la persona tiene o no los anticuerpos contra esta enfermedad de transmisión sexual. Además, estimarán su costo-efectividad como método de detección de enfermedades infecciosas en poblaciones específicas.

Estimar la costo-efectividad de test rápidos de diagnóstico de enfermedades infecciosas y calcular la prevalencia de sífilis en la población privada de libertad, es el objetivo del estudio que está llevando a cabo el Centro de Epidemiología y Políticas de Salud de la Facultad de Medicina Clínica Alemana Universidad del Desarrollo.

Test

Test rápido de diagnóstico de sífilis

Para este fin, y durante una semana, los investigadores Manuel Nájera, Ximena Aguilera y Claudia González aplicaron este test a 400 internos del Centro Penitenciario de Acha, en Arica, con el fin de evaluar quiénes tienen anticuerpos en contra de este enfermedad de transmisión sexual, determinar los casos positivos y aplicar el tratamiento adecuado para detener el ciclo de transmisión.

Según cuenta el doctor Manuel Nájera, investigador principal del proyecto, el propósito de este tipo de estudios es poder llegar a las poblaciones vulnerables –en este caso, a la privada de libertad- ya que “son difíciles de alcanzar en temas de diagnóstico de enfermedades y tratamiento, pues la seguridad es prioritaria al tema de salud, lo que determina que ellos tengan un menor acceso a la atención”.

De este modo, lo que se está haciendo es acercar el diagnóstico de este tipo de enfermedades y  favoreciendo un mayor control de ellas. “Estás llevando el test, diagnosticas la enfermedad, le das tratamiento a tiempo y cortas un ciclo de transmisión. Es decir, se disminuye la probabilidad de contagio dentro del recinto penal y cuando ellos salen en libertad”, explica el doctor Nájera.

Este examen efectuado a los internos de Arica es de fácil aplicación, por lo que permite realizarlo masivamente. “Es un test que con sólo un pinchazo y una gota de sangre te puede decir en cinco minutos si la persona tiene o no los anticuerpos”, cuenta el investigador. Agrega, además, que si bien no entrega un diagnóstico definitivo, pues posteriormente los resultados positivos se llevan a un examen confirmatorio, permite realizar un screening y un muestreo mayor, “reduciendo los exámenes que hay que llevar al laboratorio y determinando cuál es el gasto de que hay asociado a su uso”.

Cabe destacar que este estudio –financiado con fondos internos de la Universidad del Desarrollo- se enmarca en la línea de investigación del centro de investigación, la cual busca entregar mejoras en el diagnóstico y tratamiento de enfermedades en poblaciones vulnerables, debido al poco acceso a salud que tienen estos grupos.

Por esta razón, sus resultados se convertirán  en insumos para el proyecto Fonis “Costo efectividad del test rápido para la detección de enfermedades infeccionas en población privada de libertad: sífilis”, liderado por la investigadora Carla Castillo, que comenzará a ejecutarse en marzo de 2016.

Además, se trata de un estudio realizado con el apoyo de Gendarmería de Chile y del área de microbiología de la Facultad de Medicina CAS-UDD, donde la doctora Olivia Trucco y el tecnólogo médico Néstor Correa,  aportaron en la elección del test y en la capacitación para su uso.

Compartir