Docentes participan en programa interdisciplinario contra la obesidad juvenil

Los pacientes del Hospital Padre Hurtado tendrán un control médico al mes, cita al nutricionista cada dos semanas y una sesión semanal con el kinesiólogo y psicólogo.

“Tratamiento interdisciplinario de adolescentes con obesidad severa, plan piloto” es el nombre del programa del Hospital Padre Hurtado, que cuenta con la participación de docentes de la Facultad de Medicina Clínica Alemana Universidad del Desarrollo y que prestará atenciones médicas, nutricionales, kinesiológicas y psicológicas a jóvenes que sufren de sobrepeso.

En una ceremonia realizada el martes 24 de mayo, el equipo compuesto por la doctora Francisca Salas, la nutricionista Cecilia Sepúlveda y los kinesiólogos Álvaro Maureira y Gonzalo Almonacid, dio la bienvenida a los 10 pacientes que, en compañía de sus padres, aceptaron ser parte del tratamiento integral que busca corregir hábitos de consumo e incorporar actividad física para lograr un resultado definitivo.

“Este procedimiento interdisciplinario incluye la evaluación médica de los pacientes y una pauta de alimentación saludable dirigida.  Además, se realizarán intervenciones kinesiológicas localizadas y un plan de ejercicios para seguir en casa, con el fin de mejorar la condición física de los pacientes, evaluándolos pre y post intervención”, explicó la doctora Salas, quien también agregó que habrá apoyo psicológico a través de reuniones grupales para mejorar la disposición al cambio.

Cecilia Sepúlveda, docente de la carrera de Nutrición y Dietética, señala que “mejorando la conducta alimentaria, alcanzaremos un mejor estado nutricional, lo que no sólo disminuirá el riesgo metabólico sino que también entregará un desarrollo psicosocial saludable. Apostamos a que el conjunto de intervenciones individuales enfocadas en corregir los hábitos, sumado a la actividad física dirigida, se reflejará en la disminución de las alteraciones propias de la obesidad”.

Finalmente, ambas profesionales concluyeron que la importancia de este programa radica en que no existe algo similar en el sistema público y, si se considera que la mayor prevalencia de la obesidad se presenta en lugares con escasos recursos, resulta imperioso formular intervenciones que impacten en la salud de las personas para disminuir el riesgo metabólico y retrasar la aparición de diabetes e hipertensión asociadas a esta patología; para el próximo año, se aspira realizar una nueva versión que impacte positivamente a 70 pacientes.

Compartir