Campos de acción

El campo de acción del internista deriva de sus capacidades y valores derivados en tres áreas principales:

  1. Área asistencial
  • Atención clínica al enfermo con patologías múltiples. Estos enfermos pueden ser atendidos en forma más eficiente en el ámbito de la medicina interna más que la multiplicidad de atenciones por diferentes especialistas, lo que evita la repetición de exploraciones, interacciones farmacológicas, contención de costos, etc.
  • Atención de los procesos más prevalentes del entorno hospitalario. La formación adquirida permite ejercer el papel de médico hospitalista para atender la mayoría de los pacientes hospitalizados en el área médica tanto en rol de tratante o coordinador de otros especialistas y profesionales.
  • Atención de adultos mayores. Su formación permite una atención integral como profesional capacitado para personas de edad avanzada que se ven sometidos a patologías agudas y crónicas.
  • Atención clínica al paciente sin diagnóstico preciso: El internista es un experto en la atención de enfermos cuyo diagnóstico clínico no es evidente.
  • Atención clínica de enfermos en fase paliativa.
  • Atención al paciente que presente una emergencia o requiere atención urgente. Esto contempla la capacitación para solucionar problemas de urgencia en los diferentes niveles de atención: hospitalaria, domiciliaria, unidades de paciente crítico, etc.
  • Atención médica a pacientes quirúrgicos: Durante el proceso hospitalario pacientes con problemas quirúrgicos pueden requerir atención por medicina interna. El internista debe asistir a la mayoría de los problemas médicos que surjan ya sea como consultor o formando parte del equipo tratante contribuyendo a la atención integral de ese paciente.
  • Gestión en salud. El internista en calidad de médico promotor de salud, tiene la responsabilidad de desarrollar redes que permitan mantener la continuidad asistencial y buscar o crear herramientas para tales fines.
  1. Área docente

La formación integral del internista exige la adquisición de conocimientos que le capacitan para desarrollar tareas docentes. El aprendizaje de cómo enseñar a otros los contenidos de su especialidad está basado precisamente en su proceder clínico y estar preparado para colaborar en la formación global de los estudiantes de pregrado o incluso sus pares y otros profesionales de la salud, potenciando además aspectos valóricos y éticos.

  1. Área investigadora

Durante la formación el internista debe iniciarse en el conocimiento de la metodología de la investigación:

  • Debe ser atraído por la generación de nuevos conocimientos a través de búsqueda o creación de éstos.
  • Debe saber evaluar críticamente la literatura científica.
  • Debe adquirir herramientas necesarias para realizar un estudio de investigación, ya sea intervencional u observacional; ser capaz de diseñar un estudio, realizar recolección de datos y analizarlos, elaborar discusiones y conclusiones. Ésta área permite realizar una formación adicional para capacitarse en un área concreta de investigación.

Contacto

Beatriz Saavedra

Secretaria Académica de Postgrado

Teléfono:
23279680

Email: