Laboratorio de Simulación

El Laboratorio de Simulación de la carrera de Enfermería se construyó en 2012 con el objetivo darle a los estudiantes un espacio protegido para aprender prácticas de atención en salud mediante el ensayo y el error.

El Laboratorio simula un espacio clínico, con camas, camillas, salidas de aire, oxígeno y aspiración, cunas de procedimientos, escabel y lavamanos de sangre artificial, entre un sinfín de detalles que otorgan realismo y familiarización del alumno con los insumos hospitalarios.

En ese escenario se encuentran los modelos tecnológicos y fantomas capaces de reproducir sonidos normales y patológicos, que permiten desarrollar las habilidades y competencias clínicas de los estudiantes.

El laboratorio cuenta con once fantomas pediátricos para intubación, ventilación y alimentación por sondas; Noelle Vitalsim, un maniquí de tamaño natural que a través de un sistema autónomo simula un parto normal, que cuenta con un feto y una placenta, además de órganos genitales, útero y trompas lo que permite maniobras obstétricas y ginecológicas; y el Simulador de Soporte Vital Avanzado (ALS), un monitor de paciente crítico que finge atenciones de emergencia y que incluye un cámara para grabar videos.

El Laboratorio de Simulación se encuentra en el Módulo Docente III del Hospital Padre Hurtado y en el Campus Rector Ernesto Silva Bafalluy está la Sala de Habilidades, que cuenta con modelos de baja fidelidad para entrenar técnicas psicomotoras como punzación, instalación de vías venosas y control de signos vitales.

Ambos espacios pueden ser utilizados por todas las carreras de la Facultad de Medicina CAS-UDD.

Beneficios de la Simulación

  • Entrenamiento de habilidades blandas como el trabajo en equipo y la comunicación con los compañeros y pacientes
  • Repite sistemáticamente procedimientos clínicos, lo que genera mayor confianza en los estudiantes y mejora el manejo de habilidades psicomotoras
  • Entrega un acabado entendimiento del curso, al traspasar desde la teoría a la práctica los contenidos que se quieren entregar
  • Es una óptima herramienta de evaluación y certificación de competencias y habilidades, tanto para estudiantes de pregrado como profesionales
  • Permite el posterior análisis y evaluación del desempeño de una actividad por parte de los mismos estudiantes, conocido como debriefing
  • Minimiza los errores en una posterior atención en salud

Equipo a cargo

Compartir