Diez mitos sobre el retiro de la ventilación mecánica en enfermos terminales

“Diez mitos sobre el retiro de la ventilación mecánica en enfermos terminales” completo en PFD.

El cuidado intensivo es probablemente la especialidad médica que encierra la mayor cantidad de decisiones complejas para los médicos y demás profesionales que trabajan en este tipo de unidades. La dificultad de dichas decisiones está en que de ellas muchas veces depende la vida misma de los enfermos, en la cantidad de variables biológicas y alternativas terapéuticas, así como también en sus aspectos éticos y jurídicos. Entre las situaciones más problemáticas están las relacionadas con la limitación de tratamientos en pacientes terminales, decisiones que cambian en cada cultura y en los diferentes países1. Pero no limitar tratamientos puede generar mayor sufrimiento, tanto para el enfermo que prolonga innecesariamente su proceso de morir como para su familia, llegándose a lo que hoy se conoce como “obstinación terapéutica”2. A lo anterior se agrega que los tratamientos ilimitados tienen elevados costos que finalmente tiene que financiar la familia, el seguro de salud o el estado, lo cual constituye un problema ético de justicia al cual no siempre se otorga la debida atención.

La limitación de esfuerzos terapéuticos (LET), que algunos prefieren llamar adecuación, no se refiere a una sola decisión, sino a una amplia gama de tratamientos y procedimientos médicos que se pueden iniciar o no, y que una vez iniciados se pueden continuar o suspender cuando el enfermo está ante una muerte inminente3. Lo más difícil no es la suspensión de tratamientos complementarios o de dudosa utilidad, sino el retiro de medidas de soporte vital, por cuanto esta acción probablemente se seguirá de la muerte del enfermo. Entre las diferentes medidas de soporte vital la que mayor dificultad produce a familiares, a médicos y otros miembros del equipo profesional es el retiro de la ventilación mecánica (VM). Las incertidumbres y temores son diversas, combinándose de diferente manera entre ellas. Frente a este tipo de decisión, muchos presentan una comprensible angustia, algunos tienen dudas o prejuicios morales, mientras otros manifiestan interrogantes legales o inseguridad acerca de cómo resolver los aspectos prácticos.

El tema del retiro de la ventilación mecánica en enfermos terminales no ha sido suficientemente analizado entre especialistas y está abierto a diferentes opiniones. Con el propósito de contribuir a clarificar conceptos, en este artículo se presenta un análisis de esta decisión clínica, expresando algunas de las dudas y argumentos más frecuentes a modo de aseveraciones o “mitos” que se argumentan como aseveraciones incorrectas (…).

Compartir