A mediados de enero, el nuevo coronavirus, que estaba confinado sólo en China, comenzó a transformarse en un problema mundial cuando se expandió a otros países. Si bien en un principio eran casos aislados en pocas naciones, actualmente la cifra supera el millón y medio de contagios en todo el planeta y son más de 90 mil las muertes confirmadas.

Esta rápida y explosiva propagación mantiene en constante alerta a las autoridades y ciudadanía en general, quienes buscan tomar todas las medidas que sean necesarias para detener el avance de la pandemia. Una de estas estrategias -ampliamente usada por distintos países y una de las más importante en China, donde se originó el SARS-CoV2 – es la cuarentena. Pero ¿qué sabemos sobre este concepto, su origen y qué implicancias tiene cuando se implementa como medida sanitaria?

Claudia González, docente investigadora del Centro de Epidemiología y Políticas de Salud de la Facultad de Medicina Clínica Alemana Universidad del Desarrollo, ayuda a responder estas y otras interrogantes relacionadas con el concepto.

¿Qué es la cuarentena?

Se define como cuarentena a la separación y restricción de movimientos de personas que estuvieron expuestas a una enfermedad infecciosa, pero que no tienen síntomas, para observar si desarrollan la enfermedad.

Esto se diferencia del aislamiento, que es la separación de personas que padecen una enfermedad contagiosa, de aquellas que están sanas. Ambas medidas son estrategias de salud pública que tienen como objetivo prevenir la propagación de enfermedades contagiosas.

¿Cuál es el origen de la cuarentena?

Existen registros históricos de aplicación de cuarentenas y aislamientos ya en el nuevo testamento, así como en Grecia y El Imperio Romano en los siglos V y VI AC. Sin embargo, la cuarentena se origina formalmente en el siglo XIV, en Italia, como una medida para controlar las epidemias de peste negra que azotaban a Europa y que obligaba a los barcos y personas que provenían de Asia a esperar 40 días (“Quaranta giorni”, en italiano), antes de entrar en las ciudades, tras comprobar que no estaban enfermos.  Actualmente, la duración de la cuarentena se define según el período de incubación de la enfermedad.

En el caso del coronavirus ¿qué tipo de medidas se utilizan para poner a alguien en cuarentena?

Una es el confinamiento voluntario, para personas de alto riesgo, como son las personas mayores, pacientes con enfermedades crónicas o con alguna inmunodeficiencia.  Esta medida debe aplicarse durante toda la pandemia.

En segundo lugar, está el confinamiento obligatorio, para personas que hayan estado en países con brotes o hayan tenido contacto con un caso confirmado de coronavirus.  En estos casos, el período de cuarentena es de 14 días. Esto tiene que ver con el período máximo de incubación de la enfermedad, que son 12 días, a los que se agregan 2 días como margen de seguridad. También se aplica esta categoría a personas que viven en un área geográfica que haya sido declarada de alto riesgo por la autoridad sanitaria, y quien decreta el confinamiento obligatorio para toda la población residente en esa área.  La duración de ésta dependerá de la evaluación de riesgo que hace la autoridad.

Otras medidas que contribuyen a controlar la propagación de la enfermedad son aquellas que disminuyen la probabilidad que personas enfermas estén en contacto con personas sanas, llamadas de distanciamiento social. Éstas son restricciones en la reunión de grupos de personas (escuelas, universidades), cancelación de eventos públicos (partidos de fútbol, conciertos), suspensión de reuniones públicas y cierre de lugares públicos (como teatros) y cierre de sistemas de tránsito masivos o mayores restricciones en el transporte aéreo, ferroviario y marítimo. Asimismo, se incluyen los cordones sanitarios, que es la restricción de ingreso o salida de una localidad, comuna o región.