Explorar el grado de conocimiento de los migrantes internacionales en Chile sobre la enfermedad de Covid-19, sus medidas de prevención, las necesidades más urgentes reportadas y cómo perciben la información que se difunde desde la autoridad, fue el objetivo de un estudio realizado por el Programa de Estudios Sociales en Salud del Instituto de Ciencias e Innovación en Medicina (ICIM) de la Universidad del Desarrollo (UDD).

El trabajo fue realizado con la colaboración del Servicio Jesuita a Migrantes, la Comisión de Migración y Salud del Colegio Médico, el Núcleo Milenio de Resistencia Antimicrobiana MICROB-R y la Red de Investigación Interdisciplinaria en Enfermedades Infecciosas y reveló interesante información sobre cómo viven los migrantes la pandemia.

Para obtener esta información, se aplicó una encuesta online en dos idiomas – español y creole – que fue difundida en entre diversos colectivos migrantes internacionales y la red asistencial de salud pública en todo el territorio nacional. Luego de tres semanas de difusión (entre el 04 y 24 de abril), se alcanzó una muestra de 1.690 participantes.

Los datos preliminares fueron presentados a inicios de mayo. Hoy, ya se entregó el informe final al Ministerio de Salud, el cual incluyó resultados cualitativos y diferenciados por sexo, país de origen y tiempo de residencia en Chile, a lo que se suman algunas recomendaciones.

Según cuenta Báltica Cabieses, directora del Programa de Estudios Sociales en Salud de la UDD, este trabajo se realiza con el fin de “aportar en la creación de mejoras y nuevas soluciones a esta crisis sanitaria, con foco en el bienestar e integración de personas extranjeras en nuestro país”.

A su vez, señala que “se trata del único estudio en Chile a la fecha que considera una muestra así de amplia, con consideración de distintas regiones del país, descriptivo y exploratorio, que entrega información de cómo están viviendo la pandemia los migrantes en Chile y cuáles son las necesidades más importantes que tienen para saber por dónde apoyarlos. No hay otro estudio equivalente. Y si bien el estudio tiene limitaciones, es un esfuerzo concreto de hacer visible un grupo que requiere de apoyo y consideración, así como otros de diversidad social y cultural en nuestro país”.

Encuesta y resultados

El promedio de edad de los participantes en la encuesta fue de 38,17 años y el 67% de la muestra fue de sexo femenino. Se identificó que los participantes provenían de 35 países de origen distintos, siendo los principales Venezuela, Colombia, Haití y Perú. La mayoría de ellos llegó a Chile entre 1 y 5 años atrás y reside en la Región Metropolitana.

Con respecto al coronavirus, los encuestados lo identifican como el microorganismo causante de la enfermedad Covid-19 y un 84% reconoce que la transmisión es por vía aérea. A su vez, destacan como principales dimensiones de desconocimiento que la vía sexual es un mecanismo de transmisión relevante y que se puede propagar por el viento a grandes distancias.

En cuanto a su estado de salud, 22 participantes indicaron haber tenido fiebre mayor a 38,5°C y dificultad respiratoria (al mismo tiempo) en los últimos 30 días. De ellos, sólo dos se realizaron el examen y seis consultaron en algún centro asistencial. De todos los casos, sólo uno indicó haber sido diagnosticado con covid-19.

Acerca de la información que manejan sobre el coronavirus, uno de cada cuatro participantes no considera estar recibiendo información suficiente y uno de cada tres señala que la información no es comprensible. En tanto, un 61% declara no sentirse preparado para enfrentar la pandemia, sumado a que uno de cada tres señala no saber dónde ir en caso de requerir atención médica. Además, nueve de cada 10 reportan sentirse angustiados o preocupados, y siete de cada 10 tristes o deprimidos a causa de la situación.

Sobre qué les preocupa de su futuro en Chile luego del Covid-19, destacan la situación del país, su economía individual, el tema la laboral, las condiciones de vida, salud, educación, situación migratoria y relación con el país de origen. Sobre qué necesitan para sentirse tranquilos, señalan el acceso a información, los ámbitos político, de salud, laboral, económico y social a nivel nacional, condiciones de vida del individuo y del hogar, condición de migrante y tema emocional y espiritual.

A partir de los resultados, “se entregaron recomendaciones en los ámbitos de comunicación social con pertinencia intercultural, reforzamiento educativo, reforzamiento del diálogo y de la confianza, reforzamiento de acceso potencial en salud, trabajo con el intersector en la promoción de la protección social y el bienestar, sumado a futuras investigaciones”, finaliza Báltica Cabieses.

Para leer el reporte completo, con los resultados por sexo, país de origen y tiempo de residencia en Chile, además de profundizar en el análisis de los resultados cualitativos y la discusión y recomendaciones, ingresar aquí.