Profesor de Harvard visita Facultad de Medicina

Isaac Kohlberg es jefe de la Oficina de Desarrollo Tecnológico de la prestigiosa casa de estudios.

Cómo hacer que la investigación científica se transforme en una patente o eventualmente en un producto rentable es el eje de la conferencia dictada el miércoles 10 de octubre, por el profesor Isaac Kohlberg, jefe de la Oficina de Desarrollo Tecnológico de la Universidad de Harvard, en Estados Unidos.

Kohlberg cumplió una apretada agenda de actividades en la Facultad de Medicina Clínica Alemana Universidad del Desarrollo, que incluyó reuniones de trabajo con jefes de los centros de investigación y visitas a algunos laboratorios en el Campus Las Condes, como el Instituto de Ciencias y el Centro de Genética Humana.

En la charla, realizada en el auditorio de la Clínica Alemana,  el profesor entregó consejos prácticos para que los resultados de una investigación sean realmente útiles para la sociedad y a la vez, en el caso que corresponda, puedan transformarse en algo más que una publicación: una patente o un producto comercializable, por ejemplo.

Preguntas básicas como ¿quién financia la investigación?, ¿dónde se va  a desarrollar?, ¿cuál es el potencial comercial? y ¿qué requisitos legales debo cumplir para patentar y/o comercializar?, fueron expuestas por Kohlberg, quien explicó los pasos básicos e imprescindibles para un emprendimiento exitoso.

Un punto que a juicio del experto es medular en el caso de las ciencias, es que muchas de las compañías del área en el mundo han cerrado sus laboratorios de investigación y han ido evolucionando hacia el financiamiento de instituciones externas como las universidades. Entonces, dijo, allí hay un nicho a considerar para conseguir dinero.

La ODT de Harvard

La misión de la Oficina de Desarrollo Tecnológico es hacer que los frutos de la investigación desarrollada en Harvard sea más accesible fuera de la casa de estudios. Es decir, que los beneficios que reporten sus innovaciones tecnológicas lleguen a la sociedad en su conjunto.

La idea es que los inventos y/o descubrimientos hechos en Harvard se desarrollen en forma rápida, profesional y eficaz, se obtengan los permisos y patentes necesarias y se logre la comercialización, en los casos que así corresponde.

Compartir